Oceanogràfic Valencia

    Compra aquí tus entradas combinadas con Oceanogràfic


    UN VIAJE SUBMARINO POR EL MAYOR ACUARIO DE EUROPA

    Durante la visita al Oceanogràfic, y a lo largo del recorrido por las diferentes instalaciones, podremos conocer de cerca el comportamiento y la forma de vida de las diferentes especies que alberga: delfines, belugas, leones marinos, focas, pingüinos, tortugas, tiburones, rayas, medusas, caballitos de mar, estrellas, erizos, crustáceos de todo tipo, además de las aves típicas de zonas húmedas, como las que viven en la Albufera de Valencia y en los manglares tropicales.

    Abierto al público el 14 de febrero de 2003, el mayor complejo marino de toda Europa propone un recorrido por los mares y océanos del planeta, que lleva a sus visitantes a los más singulares ecosistemas marinos.

    Su arquitectura vanguardista, la distribución de los diferentes acuarios y su vocación científica, lúdica y educativa consiguen acercar el mundo marino a toda la población y sensibilizarla sobre la protección de su fauna y flora, sirviendo, además, como plataforma para la investigación científica.

    • Superficie de 110.000 metros cuadrados.
    • Uno de los delfinarios más grandes del mundo, con 26 millones de metros cúbicos de agua y una profundidad de 10,5 metros.
    • 6.761 metros cuadrados de paneles de metacrilato de hasta 33 centímetros de espesor.
    • 150.000 metros cúbicos de hormigón y 15.000 toneladas de acero.
    • Más de 25 kilómetros de tuberías con diámetros de 1,4 centímetros a 1,3 metros.
       

    Una gran cúpula a modo de iglú acoge la zona del Ártico. Una espectacular esfera de 26 metros de altura simula dos de los ambientes de zonas húmedas más singulares del planeta: el manglar americano y el marjal mediterráneo. El restaurante submarino, ubicado en el centro del complejo, es el edificio más emblemático del Oceanogràfic, debido a la peculiaridad de su cubierta. Diseñada por Félix Candela, - como las cubiertas del Edificio de Acceso- evoca una figura de paraboloide similar a un nenúfar. La disposición de un gran acuario en la planta inferior dota de mayor singularidad a este edificio.